Autor

El autor de este blog es Sergio Viedma González, estudiante de biología en la universidad de Jaén.

martes, 13 de marzo de 2012


El conocimiento de la estructura viral es necesario para comprender la interacción de las partículas virales con los receptores de la superficie celular y con los anticuerpos neutralizantes. Será la base para idear medicamentos específicos capaces de bloquear la adherencia del virus, el desprendimiento de su envoltura o las dos cosas en las células susceptibles. 






La arquitectura viral puede agruparse en tres tipos, en base al arreglo de las subunidades morfológicas:

  • Simetría cúbica: Toda la simetría cúbica observada en los virus de los animales, hasta la fecha, es del patrón icosaédrico, la disposición más eficiente de subunidades en una cubierta cerrada. Conocer las reglas que orientan la simetría icosaédrica hace posible determinar el número de capsómeros en una partícula, característica importante de la clasificación de los virus.



El ácido nucleico viral se condensa dentro de las partículas isoméricas; en la condensación del ácido nucleico en una forma adecuada para su acumulación participan proteínas "nucleares" codificadas por el virus o, en el caso de los papovirus, histonas celulares. Ejemplos de simetría cúbica son los grupos de virus tanto de ADN como de ARN.

  • Simetría helicoidal: En los casos de simetría helicoidal, las subunidades proteínicas están fijas de manera periódica al ácido nucleico viral, con lo que lo amplían en una espiral. El complejo filamentoso de proteína y ácido nucleico viral (nucleocápside) se enrolla a continuación dentro de una cubierta que contiene lípidos. Por lo tanto, a diferencia del caso de las estructuras icosaédricas, existe una interacción periódica regular entre la proteína de la cápside y el ácido nucleico en el virus que tiene simetría helicoidal.


Todos los ejemplos conocidos de los virus de animales con simetría helicoidal contienen genomas de ARN y, con excepción de los rabdovirus, cuentan con nucleocápsides flexibles que están enrolladas en una esfera dentro de las cubiertas.
  • Estructuras complejas: Algunas partículas virales no presentan simetría cúbica o helicoidal simple, sino que tienen una estructura más complicada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada